Espacio Socioemocional

Nacionales

La Ley General de Educación (ley n° 18.437), aprobada en diciembre de 2008, declara de interés general la promoción y el efectivo ejercicio del derecho a la educación a lo largo de toda la vida.

Si bien no presenta elementos específicos en relación a la educación socioemocional, posiciona a la educación desde una perspectiva integral, considerando diferentes aspectos del desarrollo de la persona, más allá de la transmisión de contenidos curriculares.

Algunos elementos a destacar de la Ley General de Educación, que pueden tomarse como base para el desarrollo de las habilidades socioemocionales son:

  • El fin de promover el pleno desarrollo físico, psíquico, ético, intelectual y social (Art. 2)
  • La participación es un principio fundamental de la educación, en tanto el educando debe ser sujeto activo en el proceso educativo para apropiarse en forma crítica, responsable y creativa de los saberes (Art. 9)
  • Se procura que las personas adquieran aprendizajes que les permitan un desarrollo integral relacionado con aprender a ser, aprender a aprender, aprender a hacer y aprender a vivir juntas (Art. 13)
  • La educación inicial tendrá como cometido estimular el desarrollo afectivo, social, motriz e intelectual de los niños y niñas... se promoverá una educación integral que fomente la inclusión social del educando, así como el conocimiento de sí mismo, de su entorno familiar, de la comunidad y del mundo natural (Art. 24)
  • Se define al centro educativo como un espacio de aprendizaje, socialización, construcción colectiva de conocimiento, integración y convivencia social (Art. 41)

Más información aquí.

En 2013 la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) conformó una comisión de trabajo para desarrollar los perfiles de egreso para la educación media. Es la primera vez que se genera un proyecto de estas características que recoge aportes de las diferentes comunidades educativas.

Si bien no hay referencias explícitas a aspectos socioemocionales, se pueden interpretar algunos elementos de este documento como relativos a este campo de desarrollo: participación en espacios de socialización; convivencia saludable; cuidado de sí mismo, estilo de vida activo y saludable; trabajo colaborativo; reconocimiento y respeto de la diversidad; reconocimiento de las potencialidades individuales; esfuerzo por el logro de proyectos personales y colectivos; resolución de problemas y autonomía para la toma de decisiones.

Se pone el foco en la dimensión vincular del centro escolar, tomando en cuenta no solo a los estudiantes, sino también a sus familias y a la comunidad. Promueve una mirada integral del estudiante, sin disociar el pensar del hacer o el pensar del sentir. Propone explícitamente el desarrollo de un currículo que promueva el desarrollo de la afectividad y la dimensión vincular, un saber hacer junto con la implicación que ese saber tiene a nivel de la sociedad en su conjunto.

Internacionales

La Fundación Botín tiene como objetivo contribuir al desarrollo integral de la sociedad, fomentando el talento creativo a través de programas de promoción del arte, cultura, educación, entre otros. Desde 2008 publica una serie de informes internacionales, donde expone experiencias en educación emocional de diferentes países. Su planteo se basa en que sentimientos y contenidos curriculares se relacionan de forma natural y, por lo tanto, inciden en el proceso de aprendizaje. Por este motivo los aspectos personales no pueden ser aislados del proceso de enseñanza. En su programa llamado Educación Responsable, se propone el trabajo de los siguientes componentes: desarrollo afectivo-emocional (autoestima, empatía, expresión emocional), desarrollo cognitivo (autocontrol, valores pro-sociales, toma de decisiones, actitudes positivas hacia la salud) y desarrollo social (interacción, autoafirmación, asertividad).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es una institución internacional, integrada por 34 países de Europa, Asia, América y Oceanía, que busca promover políticas para el bienestar social y económico.

El documento Habilidades para el progreso social presenta un marco general que plantea que el contexto educativo moldea los resultados socioeconómicos de los individuos (no solo a nivel de empleo, sino también de educación, participación ciudadana, bienestar y salud).

Propone un marco de habilidades sociales y emocionales, divididos en tres módulos: logro de objetivos (perseverancia, autocontrol y búsqueda de objetivos), trabajo con otros (capacidad para establecer amistades, respeto y cuidado mutuo) y manejo de emociones (calma, optimismo y confianza en sí mismo).

El Consorcio para la Investigación en Educación de la Universidad de Chicago tiene como objetivo el desarrollo de investigación para informar y asesorar políticas y prácticas en escuelas públicas de Chicago.

El texto “Enseñando a los adolescentes a convertirse en estudiantes. El rol de los factores no cognitivos en el desempeño escolar: Revisión de la literatura” es una revisión sobre cinco factores no cognitivos relacionados al desempeño académico: comportamientos académicos (asistencia, realización de tareas, organización de los materiales, participación, hábitos de estudio), perseverancia (tenacidad, determinación, postergación de la gratificación, autodisciplina y autocontrol), mentalidad académica (pertenencia a la comunidad escolar, mentalidad de crecimiento, valoración de la tarea y autovaloración positiva), estrategias de aprendizaje (habilidades de estudio, estrategias metacognitivas, aprendizaje autorregulado, establecimiento de objetivos) y habilidades sociales (habilidades interpersonales, empatía, cooperación, asertividad y responsabilidad). Propone un marco para pensar cómo estos factores interactúan entre sí y afectan el desempeño académico. Evalúa estos factores también a la luz del contexto escolar y socio-cultural.

En 2013 el Instituto Ayrton Senna, con apoyo de la OCDE, hizo una evaluación estandarizada a 24.605 alumnos de escuelas de Río de Janeiro, en quinto, décimo y duodécimo grado, con el objetivo de analizar instrumentos de evaluación en habilidades socioemocionales (tomando el modelo de Cinco Grandes Factores de la Personalidad) y su asociación con el contexto y resultados académicos. Esta experiencia es de suma relevancia porque es la primera evaluación de habilidades socioemocionales a gran escala en Latinoamérica.

La Organización para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional Colaborativo (CASEL, por su sigla en inglés) es una institución de referencia a nivel mundial en relación a la educación socioemocional. Su misión es colaborar para que programas de educación socioemocional basados en evidencia científica tengan un lugar en todo el sistema educativo.

Tiene a disposición el Manual para el Aprendizaje Social y Emocional donde se sintetizan estudios sobre los efectos de la educación socioemocional. En primer lugar, presenta un marco teórico para la educación social y emocional, y luego analiza diferentes componentes, según las diferentes propuestas educativas: modelos de evaluación, modelos de prevención, clima escolar, desarrollo de políticas educativas, formación docente, liderazgo, trabajo con la comunidad, entre otras.

Instituto Nacional de Evaluación Educativa